Reparar Piezas de Plástico de Un Vehículo

Inicio>Noticias>Reparar Piezas de Plástico de Un Vehículo

Reparar Piezas de Plástico de Un Vehículo

Hace años, los vehículos estaban fabricados mayoritariamente de partes metálicas y, en especial, de acero. Sin embargo, hoy en día, muchas de las partes que encontramos en los vehículos actuales son de plástico.

Existen muchas razones por las que cada vez se utiliza más plástico en la fabricación de vehículos: es un material de bajo coste; no se oxida, con lo cual es excelente para esas partes en contacto el agua; es muy ligero, lo que ayuda a reducir el peso del vehículo, incrementando el rendimiento de combustible; es reciclable; es fácil de moldear, lo que permite crear todas las piezas que forman la carrocería del vehículo de manera sencilla, y es un material con excelentes propiedades aislantes, tanto eléctricas, como acústicas y térmicas. Lógicamente, es un material de gran versatilidad que le proporciona infinidad de usos y aplicaciones a la industria automovilística.

Es evidente que los materiales plásticos ofrecen grandes ventajas, pero, por otro lado, presentan una desventaja frente al metal, y es que se rompen con mayor facilidad. Entonces, ¿cómo reparamos estas piezas de plástico?

Uno de los productos de reparación más recomendables para reparar pequeñas grietas o roturas en elementos plásticos del automóvil es el pegamento epoxi bicomponente. Este tipo de adhesivo combina la resina, que es un polímero termoestable, con un catalizador, o agente endurecedor. Cuando mezclamos ambos componentes la resina comienza a curarse, a endurecerse, soldando la grieta o rotura que necesitemos reparar.

Un adhesivo estructural bicomponente como la Soldadura de Plástico 5 min. de Permatex, ofrece grandes ventajas al taller, ya que proporciona una adhesión fuerte y duradera en la mayoría de materiales plásticos. Es resistente al agua y a otros fluidos químicos utilizados en la automoción. Además, tiene una gran resistencia térmica, soportando temperaturas de entre -51°C y 121°C. Cura en 5-6 minutos y tiene una fijación de 9-10 minutos.

Para utilizar este producto, en primer lugar, será necesario proteger la zona de trabajo de posibles derrames accidentales.

Las superficies a reparar deberán estar limpias, secas y libres de cualquier grasa o aceite. Para su limpieza, podremos utilizar alcohol. 

Prepararemos las superficies que necesitamos reparar raspando con una lija o con algún otro elemento abrasivo.

A continuación, abriremos las puntas de las boquillas del envase de la Soldadura de Plástico Permatex.

Presionaremos el émbolo de la jeringuilla para dispensar la resina y el catalizador sobre una superficie o envase limpio, desechable y resistente al calor, donde mezclaremos ambos componentes durante al menos un minuto o hasta que la mezcla tenga un color uniforme.

   

Rápidamente, utilizando una espátula o palillo, aplicaremos la mezcla de manera uniforme y en una fina capa sobre la superficie de todas las piezas a reparar, uniendo las piezas.

     

Retiraremos cualquier exceso de inmediato. Para ello, y siempre y cuando sea antes de que la mezcla se seque, podremos utilizar un poco de alcohol, disolvente o acetona. Si la mezcla ya se ha secado, sólo podremos retirar el exceso lijando o raspando.

Dejaremos que la unión se fije por completo antes de moverla. Y después dejaremos que cure durante el tiempo requerido.  

diciembre 27th, 2017|Noticias|